Menú principal

Beneficios del drenaje linfático

beneficios del drenaje linfático

El drenaje linfático se ha convertido en un importante aliado para millones de personas en todo el mundo, especialmente entre aquellas que retienen líquidos, lo que hace que su sistema linfático mejore notablemente.

Hay que tener en cuenta que nuestro sistema linfático tiene dos funciones bien claras, la depuración, dado que elimina del organismo las sustancias de desecho y las toxinas, y también la protección de nuestro cuerpo, dado que se modula la respuesta del sistema inmunitario frente a las amenazas externas.

¿Qué es el drenaje linfático?

Se trata de un tipo de masaje muy suave que se lleva a cabo sobre el sistema circulatorio y que tiene como objetivo movilizar los líquidos del organismo para así favorecer su eliminación, sobre todo las sustancias de desecho que hay en el líquido que ocupa el espacio entre las células.
Esta es una de las principales razones del por qué el drenaje linfático se centre en la retención de líquidos, aunque no hay que olvidar que también se utiliza en la medicina estética para diferentes tratamientos como el de la celulitis, los procesos de cicatrización, edemas, piernas cansadas, problemas de circulación (sobre todo en las piernas) e incluso el acné entre muchos otros.

¿Cuáles son sus beneficios?

Son muchos los beneficios asociados a un drenaje linfático, aunque los más importantes son:

  • Consigue reducir notablemente la inflamación producida por la retención de líquidos.
  • Ayuda a reabsorber los líquidos.
  • Contribuye a una mejora de las defensas del organismo.
  • Proporciona sensación de relajación sobre los puntos del dolor.
  • Favorece la circulación de la sangre evitando la formación tanto de bolsas como de arrugas.

Dependiendo del problema que se suela tener, la cantidad de masajes a recibir puede variar, a veces suele bastar con dos o tres o incluso puede llegarse a tener un tratamiento de diez masajes cuya duración es de aproximadamente una hora y siempre hay que seguir los consejos del especialista que nos atienda.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de algo muy importante, el drenaje linfático puede ser utilizado en los procesos postoperatorios de intervenciones relacionadas con la cirugía estética, con lo que se consiguen mejora que se aprecian prácticamente desde el primer momento.

En estos casos, con el drenaje linfático se consigue acelerar el proceso de curación de los tejidos, reduce notablemente tanto la inflamación como el dolor, mejora la calidad de

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>