Menú principal

Consejos de hidratación para correr mejor

hidratación para correr mejor

La hidratación es algo básico cuando se realiza ejercicio físico, sobre todo uno que requiera de tanto esfuerzo como es correr. Es importante aportar una correcta hidratación si se quiere alcanzar el máximo rendimiento y evitar las conocidas pájaras o desvanecimientos, sobre todo en días de mucho calor.

No solamente hay que hidratarse bien durante el ejercicio sino también antes y después. Lo que se conoce como prehidratación es el momento anterior a la práctica del ejercicio, algo que debemos tener muy presente para hacer que tengamos el cuerpo preparado.

Si hemos entrenado el día antes, por ejemplo, y hemos perdido mucho líquido, posiblemente comenzaremos a hacer ejercicio con un déficit de agua y electrolitos, algo que podremos suplir bebiendo más agua, aunque se puede optar también por bebidas específicas o geles de hidratación.

En este caso hay que ingerir (aproximadamente unas 3 o 4 horas antes del entreno) 4 mililitros por cada kilo de peso corporal. Si en esa pauta vamos al baño y la orina es escasa o tiene un tono oscuro se puede incrementar la ingesta entre 8 y 12 mililitros por kilo de peso y se recomienda que sea agua, preferiblemente a una temperatura de entre 15 y 21 grados.

Mientras estemos haciendo ejercicio debemos prevenir la hidratación superior al 2% del peso corporal, dado que el rendimiento se ve afectado en estos casos. Esto es complejo de determinar porque no solo depende del ritmo, del peso de la persona, etc., sino también de la sudoración de cada corredor o de si podemos parar a hidratarnos o no.

Después del ejercicio también tendremos que beber para poder recuperar la pérdida de líquidos y electrolitos que hemos sufrido a lo largo de nuestra carrera o entrenamiento.

Lo normal es reponer 1,5 litros por cada kilo de peso perdido, por eso es importante, que si se toma en serio el entrenamiento, nos pesemos antes y después del mismo para poder rehidratarnos correctamente.

En este caso también se tomarán bebidas que aporten electrolitos para ayudar al cuerpo a recuperarse tras el esfuerzo. En caso de no tener bebidas específicas el agua es la mejor opción dado que cuenta con una pequeña cantidad de electrolitos que ayudarán a que el cuerpo se reponga y también a calmar la sed que se suele tener después de haber hecho un ejercicio físico como correr.

Es importante que no nos olvidemos nunca de la importancia que tiene la hidratación antes, durante y después del ejercicio, porque ayudará a que corramos mejor.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>