Menú principal

Consejos para combatir las migrañas

migraña

Las migrañas son cuadros de dolor de cabeza que pueden llegar a ser muy intensos, aunque hay ocasiones en la que esa intensidad se puede convertir en algo agudo, haciendo imposible el desarrollo de cualquier actividad normal de cualquier persona que sufra de estos casos de migrañas agudas, aunque no sucede en todos los casos.

Se dice que, aproximadamente, el 12% de la población sufre de migrañas y, en nuestro país, se calcula que la sufren unos 3,5 millones de personas, con crisis que pueden llegar a durar hasta 72 horas, convirtiéndose en una auténtica pesadilla para quien las sufre.

Por razones que todavía se desconocen, las mujeres sufren las migrañas en porcentajes sensiblemente superiores a los hombres.

¿Cómo poder hacer frente a las migrañas?

Hay diferentes formas de aliviar esos molestos síntomas que traen consigo las migrañas. Una de las mejores formas es el reposo, en un sitio tranquilo donde no haya ruido y tampoco una luz demasiado fuerte. Unas horas tumbados, aunque sea despiertos, pero con ausencia de luz y ruidos, ayudará mucho a que los dolores de la migraña remitan poco a poco. Si además de esto se consigue dormir, el cuerpo se recuperará lo suficiente como para olvidarse de los dolores de cabeza.

Para que durante nuestro descanso la cabeza reciba la sangre suficiente hay que estimular la circulación. Una buena idea es recibir masajes suaves en la cabeza, realizando una ligera presión con las yemas de los dedos y apretando en el cuero cabelludo así como hacerlo en el cuello, la frente, orejas y pómulos. Para complementar esta activación de la circulación podemos poner un cojín sobre nuestros tobillos e intentar mantenerlos más altos que la cabeza.

Otra forma de reducir notablemente las molestias provocadas por las migrañas es la aplicación de frío sobre los epicentros del dolor en la cabeza, algo que podemos hacer con una bolsa de hielo, cubierta con una toalla gruesa, en muy poco tiempo notaremos cómo poco a poco se va reduciendo el dolor

También podemos aplicarnos compresas en la frente y la base del cuello, alternando con agua fría y caliente; también podemos darnos un baño de agua templada o si queremos podemos tomar un medicamento básico como es el paracetamol, pero nunca otra clase de medicamento que no haya sido recetado por un facultativo médico

La prevención, un buen aliado

Para finalizar no podemos evitar recordar que la prevención puede jugar muy a nuestro favor. Beber mucha agua cada día, hacer ejercicio físico de forma regular, evitar situaciones de mucho estrés, evitar la ingesta de alimentos conocidos que puedan empeorar el problema, dormir las horas correctas cada día y sobre todo, evitar el consumo de tabaco y alcohol.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>