Menú principal

El 40% de mujeres ha renunciado a trabajos por cuidar a la familia

Según un reciente informe elaborado por una conocida firma de trabajo temporal, las mujeres en altos puestos directivos llegan a cobrar un 10% menos que los hombres. Otro de los grandes problemas de las féminas en el mercado laboral español tiene que ver con la dificultad de compaginar trabajo, vida social y familia. Nada menos que el 40% de españolas admiten haber renunciado a empleos o ascensos por tener personas a su cargo.

Un estudio de la Fundación Pfizer sobre ‘Conciliación y Familia’ destaca que las mujeres sufren en mucha mayor medida que los hombres problemas a la hora de conciliar la vida laboral y familiar. El estudio fue elaborado por esta firma a partir de 1.500 fotos y entrevistas a trabajadores y trabajadoras mayores de 16 años.

El 68,1% de los encuestados coincidieron en que los problemas de conciliación afectan más a las mujeres que a los hombres. Las personas encuestadas indicaron que el 47% del tiempo que tienen después de la jornada laboral se destina a realizar desplazamientos, el 10% a hacer deporte y el 8,4% a hacer la compra.

El estudio muestra que las mujeres son, en el 59,5% de los casos los miembros de la pareja que se dedican mayoritariamente a las labores del hogar después del trabajo. En un 10,3% los hombres/padres son los que llevan el peso fundamental de estas tareas y en el 16,6% de los casos se lleva a cabo a partes iguales.

En España, las mujeres trabajadoras destinan diariamente de media 3,8 horas diarias al cuidado del hogar y de la familia, mientras que los trabajadores destinan sólo 1,9 horas. Tareas como preparar la comida, limpiar, hacer la compra, traer o llevar a los niños al médico son tareas en las que las mujeres llevan el peso. El cuidado de los niños en casa o la educación suele repartirse de manera más equitativa y sólo en parcelas como las gestiones administrativas o las reparaciones domésticas los hombres toman la delantera.

Los principales problemas que se citan a la hora de compaginar familia, vida social y trabajo son la escasa flexibilidad horaria de la empresa, jornadas demasiado amplias, falta de tiempo de estar con la familia, déficit de actividades de ocio… el 69,3% de los encuestados consideran que ser madre puede afectar a la situación de la trabajadora en el seno de la empresa. Nada menos que 4 de cada 10 mujeres reconocen haber renunciado a algún empleo o ascenso por tener personas o hijos a su cargo. El 53,3% de los encuestados admiten que las compañías españolas discriminan negativamente a las mujeres en sus procesos de selección de personal o promoción interna.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>