Menú principal

El abismo salarial

el abismo salarial

El Artículo 14 de la Constitución Española reza que “los españoles son iguales ante la ley”, sin que pueda establecerse ninguna clase de discriminación por motivos de nacimiento, sexo, raza, credo religioso, opinión o cualquier otra circunstancia o condición social. Este principio escrito en negro sobre blanco parece algo obvio, innegable y que debería traducirse de manera fiel a la realidad. Sin embargo, la tozudez del día a día nos muestra que esto no es así. En concreto, en lo referente al mercado de trabajo y a la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Y es que nuestro país es, de acuerdo con las estimaciones de la Unión Europea, España forma parte del grupo de los países del viejo continente en los que esta separación entre los sueldos de los hombres y las mujeres es más amplia. En concreto, la brecha salarial entre ellas y ellos en España se ha incrementado un 1,7% en los últimos 5 años (en el conjunto de la Unión se redujo casi un punto en el mismo periodo). Ahora ya se sitúa rondando el 18%, mientras que la media comunitaria se sitúa dos puntos porcentuales por debajo. En el conjunto de la UE se explica el ligero descenso de la brecha salarial más en el efecto que la crisis ha tenido en sectores con predominio del empleo masculino que en una efectiva política de igualación.

Sin embargo, otras entidades consideran que la situación de los sueldos de los hombres y las mujeres en España es aún más deprimente. Por ejemplo, la UGT estima que la diferencia de los salarios que reciben las mujeres con respecto a los de los varones es del 23%. En concreto, el sindicato estima que una mujer española tiene que trabajar un promedio de 84 días más al año para ganar lo mismo que un varón en idénticas condiciones laborales.

En este sentido, el salario medio anual de los hombres en nuestro país es de 25.667 euros al año, mientras que el de las mujeres es de 19.767. Hay sectores de la economía española en los que la situación se torna especialmente grave, como es el caso de la hostelería, en el que los salarios de las mujeres son hasta un 50% menores para puestos idénticos.

Desde UGT se exige que las administraciones públicas y empresas desarrollen planes reales de igualación de sueldos que conduzcan a que desaparezca uno de los principales puntos negros del mercado laboral nacional.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>