Menú principal

La marginación de las mujeres en puestos directivos en España

marginación de las mujeres

España arrastró durante muchos años los atrasos de una dictadura que provocó, entre otras muchas cosas, la marginación de la mujer en el ámbito educativo y, por tanto, su escasísima incorporación al mercado laboral, al menos en puestos que no fueran de maestra, enfermera o secretaria. Por suerte, 4 décadas después, esa losa se comienza a superar. Y decimos comienza porque, por desgracia, aún queda mucho por hacer, no sólo en lo que se refiere a la incorporación de las féminas al mercado del trabajo, sino también en su presencia en los puestos de decisión.

Según diferentes fuentes, En España sólo uno de cada diez altos directivos son mujeres. Las mujeres directivas en españa son una suerte de ‘Olinguito’ del mercado laboral en España. Al igual que este pequeño mamífero, las féminas en altos puestos directivos son un fenómeno recientemente descubierto, tras años de marginación no sólo en las cúpulas empresariales sino en el mercado laboral. Asimismo, como el olinguito, su número es muy reducido y tienen que pelear denodadamente por su supervivencia.

Por poner un ejemplo, en el IBEX 35, hay nada menos que once empresas que no tienen ninguna directiva y tres en las que la presencia de consejeras es nula. A lo largo de este año, la Unión Europea tiene previsto aprobar una directiva dirigida a lograr una presencia de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas y puestos directivos se acerque al 40%.

El problema no sólo se reduce a que las mujeres en España lo tengan más complicado a la hora de llegar a la cima. También destaca el hecho de que, una vez alcanzado este objetivo, su reconocimiento es mucho menor. Y es que las mujeres directivas en España  cobran mucho menos que los varones para similares puestos de responsabilidad. Esto es, al menos, lo que se destacaba en un estudio elaborado por la firma Randstad. En dicho análisis se cifra en un 10% la diferencia entre los salarios percibidos por las mujeres con respecto a los hombres que ocupan los mismos trabajos en idénticos niveles. Así, el sueldo medio de las directivas en España es de 33.841 euros, mientras que el de los directivos es de 37.793. Es decir, ellos cobran de media casi 4.000 euros más por hacer lo mismo.

En general, no ya refiriéndonos a los puestos directivos sino mirando al conjunto del mercado laboral, la brecha salarial entre hombres y mujeres en nuestro país es del 40%. Esto se traduce en que, aproximadamente, una mujer tiene que trabajar alrededor de 60 días más que un hombre cada año para poder conseguir cobrar lo mismo.

 

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>