Menú principal

Mascarillas naturales para cuidar el rostro

mascarillas naturales

En el mercado existen innumerables productos destinados al cuidado tanto de la cara como del cabello. Los precios de estos productos son bastante elevados y contienen una serie de agentes químicos que hacen que gran parte de las usuarias (aunque cada vez son más los adeptos masculinos) opten por alternativas naturales para el cuidado de su cara, a la vez que consiguen un ahorro importante.

A continuación se proponen tratamientos muy útiles y extremadamente sencillos para el cuidado de la piel a base de productos totalmente naturales:

Mascarilla para evitar las marcas de expresión a base de yogurt, aguacate y clara de huevo. Sencillamente mezcla los tres ingredientes con ayuda de una licuadora y aplica en el rostro. Retirar tras 15-20 minutos con agua fría.

Mascarilla exfoliante a base de yogurt y azúcar. Mezclar bien hasta hacer una pasta y aplicar sobre todo en mentón, frente y nariz. Retirar tras dejar actuar de nuevo con agua fría. Combinación excelente para evitar las impurezas que suelen aparecer en el rostro, tales como granitos o puntos negros.

Mascarilla hidratante y tonificante: a base de yogurt y plátano. Tan solo es necesario triturar el plátano con un tenedor y mezclarlo bien con el yogurt. Retirar tras 15-20 minutos con ayuda de una toalla de papel humedecida.

Otra buena mascarilla hidratante pero esta vez anti-impurezas es la siguiente:hecha a base de agua, un chorrito de limón y levadura de cerveza. Mezclar bien hasta que se forme una pasta. Verter el agua poco a poco para obtener la textura deseada. Mantener durante 10 minutos y retirar mediante agua tibia.

Mascarilla para combatir brillos y piel grasienta: a base de fresas y yogurt. Tan solo es necesario batir 3-4 fresas, dependiendo del tamaño de las mismas, y añadir una cucharada de yogurt. También se puede incorporar una cucharada de miel y se obtendrá un extra hidratante. Se debe dejar reposar durante unos 10 minutos y posteriormente retirar con agua tibia. Al finalizar aplicar la crema hidratante habitual. Esta mascarilla es necesario aplicarla con frecuencia para observar los beneficios.

Para pieles cansadas, lo mejor es una mascarilla de avena: para prepararla debemos añadir a media taza de agua caliente, un tercio de taza de avena, dejamos reposar la mezcla y luego añadimos dos cucharadas de miel, dos cucharadas de yogurt y una clara de huevo. Se deja actuar durante 15 minutos y finalmente se retira con agua fría.

Existen infinidad de combinaciones naturales posibles que permitirán mejorar cualquier problema en tu rostro.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>