Menú principal

¿Por qué las europeas cobran menos que los hombres?

brecha salarial

Las mujeres han de bregar con un buen número de situaciones injustas en el mercado laboral. Desigual reparto de las tareas domésticas al terminar la jornada, mayor número de casos de acoso o mobbing, dificultades para acceder a puestos directivos… sin duda, una de las mayores injusticias en el mercado de trabajo europeo tiene que ver con el hecho de que las mujeres, por sistema, reciben menor salario que los varones por realizar tareas similares o iguales.

La Comisión Europea acaba de hacer públicos sus datos acerca de lo que cobran mujeres y hombres en la Unión Europea. Los resultados muestran, una vez más, a las claras que la brecha salarial entre hombres y mujeres sigue siendo una realidad. Si nos fijamos en el caso concreto de España, el salario de los hombres es un 19,3% superior al de las mujeres. Las brecha salarial de las españolas con respecto a los varones es tres puntos porcentuales superior a la que se registra en el conjunto de la UE.

En este sentido, Eslovenia, Malta, Polonia e Italia son los países en los que la diferencia entre lo que cobran las mujeres y lo que reciben los hombres es menor, mientras que Estonia, Austria, República Checa y Alemania se sitúan a la cabeza de la desigualdad de sueldos por género.

Trabajo fuera del trabajo

Otro problema que se detecta desde la comisión de estudios de la CE es el del desigual reparto de las tareas domésticas en el seno de los hogares del viejo continente. Mientras que las mujeres dedican alrededor de 26 horas a la semana a hacerse cargo de toda clase de tareas relacionadas con el hogar o el cuidado de los hijos, para los varones esta dedicación no llega a las 10 horas a la semana.

Esto se traduce en que, en Europa, una de cada tres féminas tienen que reducir su jornada laboral (y, por tanto, su salario) para atender parte de estos quehaceres. Sólo uno de cada 10 varones hace lo propio.

Problemas a largo plazo

El de la brecha salarial entre varones y féminas en la Unión Europea no sólo genera desigualdades de presente. También es la antesala de importantes trabas para las mujeres en el futuro. En efecto, recibir durante años un salario menos para puestos de parecida o idéntica responsabilidad tiene que ver con hechos como, por ejemplo, que las mujeres de la UE reciban pensiones que son, en este sentido, casi un 40% inferiores a las de los varones.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>