Menú principal

Protege tus ojos del sol

Protege tus ojos del sol

La amplia mayoría de la población conoce los riesgos del sol para la piel, de ahí el extendido uso de las cremas de protección solar. No obstante, cuidar los ojos en verano es igual de importante y, en muchas ocasiones, descuidamos las precauciones para evitar los daños que producen los rayos ultravioleta (UV). De hecho, el sol puede causar graves e irreversibles perjuicios, tanto en la visión como en los párpados.

Basta con consultar los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para tomar conciencia de este problema. Y es que esta institución estima que de los 16 millones de casos de ceguera provocada por catarata que cada año se diagnostican en el mundo, casi tres millones son producidos por la exposición a los rayos solares. Otras enfermedades que pueden causar los baños de sol si no se toman las precauciones adecuadas son el cáncer de párpado, la retinitis, las quemaduras, la estenosis canalicular y el crecimiento excesivo del tejido de la córnea.

La órbita del ojo y los párpados son las zonas en las que se detecta buena parte de los cánceres de piel. Según la entidad Skin Cancer Foundation, el 10% de estos tumores se localiza en esas áreas. Así, cuidar los ojos del sol es fundamental para prevenir este tipo de patologías. Y es que los rayos ultravioleta, tanto si proceden de luz natural o artificial, pueden dañar severamente la superficie del ojo, la cornea y la lente.

Pautas para proteger los ojos del sol

Es fundamental utilizar unas gafas capaces de bloquear la radiación ultravioleta. En este sentido, es muy importante asegurarse de que las lentes tienen esta propiedad, que no depende de su tonalidad. Asimismo, las gafas deben cubrir la totalidad del área de los ojos, incluso las sienes, para que los rayos del sol no penetren por los laterales.

Otra recomendación a tener en cuenta para proteger los ojos en verano es no mirar directamente hacia el sol. Esta acción puede causar una retinopatía solar, es decir, una lesión en la retina. Al igual que para cuidar la piel de la radiación, también es aconsejable evitar las horas en las que el sol es más intenso. Pico que se produce entre las 11 y las 16 horas.

Aunque el día esté nublado, no deben dejarse de lado las precauciones. Porque los rayos ultravioleta pueden abrirse paso a través de las nubes de menor espesor y causar daños oculares. También es positivo complementar el uso de lentes con un sombrero para aumentar el área protegida. Disfrutar del sol es bueno, pero siempre con los cuidados necesarios para prevenir enfermedades.

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>