Menú principal

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

ejercicios de kegel

Seguramente habrás escuchado hablar en más de una ocasión de los beneficios que reporta hacer los ejercicios de Kegel, pero si eres de las personas que aún no lo saben, te lo vamos a explicar de una manera sencilla.

Hay que decir que son ejercicios que pueden mejorar notablemente nuestra vida sexual, pero también el placer que se experimenta durante el sexo, ayudándonos a conseguir mayor intensidad en los orgasmos.

Nacieron en la década de los 90 gracias a un ginecólogo llamado Arnold Kegel, quien los ideó para mujeres que tuviesen problemas de incontinencia urinaria debido a diferentes síntomas como un parto, cirugía, la edad o algún problema de salud.

Con estos ejercicios se fortalecen los músculos que hay bajo el útero así como la vejiga y el intestino, pero también mejoran la fuerza de los músculos pubococcígeos, necesarios para las contracciones que se tienen en el orgasmo.

Nos ayudarán a aumentar el nivel de excitación y tener contracciones más fuertes durante el orgasmo. Pero esto no es algo que solamente sirva para mujeres, para los hombres también son muy útiles, mejorando los orgasmos y proporcionándoles una mayor resistencia.

¿Cómo se hacen?

Son muy sencillos de hacer y solamente hay que imaginar que se tienen ganas de orinar y que necesitamos frenar el flujo, por lo que hay que relajar y contraer los músculos.

Es importante hacerlo cuando nuestra vejiga esté vacía y se pueden hacer tanto de pie como sentados y lo mejor es que al contraer los músculos los mantengamos así durante unos 8 o 10 segundos, los relajemos durante otros 10 segundos y repitamos de nuevo la contracción.

Se recomienda repetirlo 10 veces durante tres veces al día y en no mucho tiempo podremos comprobar sus resultados, algo que nos resultará impresionante porque son ejercicios muy sencillos de realizar en cualquier momento.

Hay que respirar profunda y lentamente, manteniéndonos relajados mientras hacemos los ejercicios, pero sobre todo, no debemos hacerlo cuando estemos orinando, dado que conseguiremos el efecto contrario, es decir, debilitaremos el suelo pélvico.

Algo que hay que tener muy presente a la hora de hacer los ejercicios de Kegel, es que si se es mujer no se recomienda realizar contracciones demasiado fuertes. La razón es que si nos acostumbramos a hacerlos de esta forma y durante mucho tiempo, los músculos pueden llegar a endurecerse los músculos de la zona y después, cuando se vayan a tener relaciones sexuales se sufra dolor.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>