Menú principal

¿Qué son los quistes ováricos?

quistes ováricos

Los quistes ováricos afectan a un buen número de mujeres y provocan determinadas molestias y complicaciones que, muchas veces, pueden ser realmente incapacitantes y derivar en problemas más o menos serios, en función de lo pronto o tarde que se tomen medidas. Hoy te mostramos tanto las causas de los quistes ováricos, como sus consecuencias y tratamiento.

¿Qué son los quistes ováricos?

Los quistes ováricos son acumulaciones de fluido que se forman dentro o sobre los ovarios. Estos se forman durante el ciclo menstrual a partir de un folículo en el que tiene lugar el desarrollo del óvulo. Si este folículo no se abre, liberando el óvulo, se crea un quiste.

Tipos de quistes ováricos

Los anteriormente descritos se denominan quistes funcionales. También se puede hablar de los quistes del cuerpo lúteo, que son los que se pueden presentar después de la liberación del óvulo. En general, los expertos estiman que, tras la menopausia, la aparición de quistes ováricos se reduce significativamente.

Síntomas

Estos quistes pueden ser asintomáticos, aunque en ocasiones producen molestias más o menos leves. Los quistes ováricos, a mayor tamaño, más posibilidades tienen de causar dolor. Del mismo modo, si se rompen o afectan a la circulación de los ovarios, también pueden cursar en dolor. Las medicinas para la reproducción pueden hiperestimular los ovarios y, por lo tanto, generar más problemas de quistes. Tener el abdomen hinchado, dolores en la pelvis antes, durante o después del periodo, punzadas durante la práctica del acto sexual o punzadas intensas, que pueden producir incluso nauseas, son algunos de los síntomas de los quistes ováricos.

Detección y tratamiento

Una ecografía, una tomografía computerizada o un examen pélvico son, por regla general, las formas más comunes en las que se suelen detectar los quistes ováricos. Por regla general no requieren tratamiento. Sin embargo, si persisten en el tiempo (más de 11 semanas) el especialista puede recomendar la administración de anticonceptivos y, en casos extremos, incluso cirugía. La laparoscopia es el método mediante el que los especialistas proceden a eliminar los quistes en los ovarios de las pacientes.

Complicaciones

Como apuntábamos anteriormente, los quistes ováricos tienden a desaparecer por sí solos, sin más complicaciones. Sin embargo, de persistir y no ser tratados pueden derivar en problemas más o menos graves. Una de estas complicaciones puede ser el síndrome del ovario poliquístico, que reduce las posibilidades de la mujer de quedarse embarazada, entre otros contratiempos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>