Menú principal

¿Qué son y cómo se previenen las patas de gallo?

patas de gallo

Las conocidas como patas de gallo (científicamente denominadas ritidosis) no son otra cosa que pequeñas heridas que se producen por diferentes motivos como falta de nutrientes en la piel o por sequedad entre otros. Normalmente suelen aparecer en la comisura exterior de los ojos y, con el paso del tiempo, se van profundizando. Su eliminación no es sencilla pero para luchar correctamente contra ellas la constancia es uno de nuestros mejores aliados, aunque antes de ver cómo se previenen, vamos a conocer exactamente por qué se producen.

Por qué se producen las patas de gallo

Tal como os comentamos al principio, su aparición se debe a diferentes causas entre las que destacan:

  • Muchas horas frente a la pantalla de un ordenador o de la televisión.
  • Exposición continuada al sol sin utilizar una crema protectora adecuada.
  • Moverse en ambientes cargados con humo o por fumar demasiado y durante mucho tiempo.
  • Sequedad por ausencia de una correcta hidratación.
  • Ausencia prolongada de sueño o llevar una rutina de sueño completamente irregular.

Otra de las causas por las que pueden aparecer las patas de gallo tienen que ver con algo tan sencillo como no utilizar gafas para ver cuando se tiene un problema de visión. Forzar el tejido que hay alrededor del ojo para poder enfocar mejor los objetos o que el ojo se adapte a determinadas condiciones de luz. Esto hace que la epidermis de la zona externa de la comisura del ojo se rompa y se produzcan las patas de gallo.

¿Cómo prevenir las patas de gallo?

Es muy importante que se comience a cuidar la piel desde que se es joven, procurando tener una alimentación saludable y equilibrada, procurando que tenga un alto contenido en vitaminas, tratando de eliminar la comida rica en grasas saturadas. La hidratación es muy importante, por ello tenemos que beber abundante agua cada día, intentando evitar las bebidas carbonatadas, con demasiado azúcar o el alcohol.

La protección de la piel de nuestra cara es primordial, por ello la utilización de cremas con alto factor de protección solar, nos ayudará a mantenerla hidratada y protegida contra la acción de los rayos solares, especialmente entre las 12:00 y las 16:00 horas, franjas horarias donde los rayos del sol inciden con más fuerza. A pesar de todos estos métodos para prevenir su aparición, lo que conseguiremos será retrasar su aparición, porque las patas de gallo no perdonan y aparecerán tarde o temprano con el paso del tiempo.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>