Menú principal

Ten cuidado con tus pies este verano

Ten cuidado con tus pies este verano

“Los pies, esos grandes olvidados”. Este post bien podría titularse de esta manera tan épica, más si cabe ahora que el verano es inminente. Y es que nuestras extremidades inferiores suelen ser objeto de muchos descuidos a la hora de prevenir problemas dermatológicos que suelen ser más habituales con el calor.

El exceso de sudor asociado a las temperaturas más altas del verano puede agrietar la piel de los pies, especialmente entre los dedos, que sufren más con este incremento de la humedad soportada. No les sometas durante demasiadas horas al día a la tiranía del calzado y apuesta por chanclas o zapatillas transpirables. En caso de que aparezcan las temidas grietas interdigitales, aplícate productos antisépticos para evitar infecciones.

En este sentido, una de las afecciones más comunes que se pueden sufrir en los pies en el verano es el denominado pie de atleta. Estamos ante una infección en el pie que suele provocar ardor y enrojecimiento de la piel en la zona de los dedos. Pese a que no es de una gravedad trascendental, si que estamos ante un problema francamente molesto. Piscinas y zonas húmedas de este tipo de instalaciones como duchas y vestidores son ‘terreno abonado’ para estos incómodos inquilinos de nuestros pies. En este caso la recomendación es clara, tanto si estás en la piscina, como si vas a la ducha de un gimnasio o un hotel, utiliza siempre chanclas para no pisar con el pie desnudo sobre el piso húmedo.

En este caso, los tratamientos antimicóticos suelen dar grandes resultados en el tratamiento del pie de atleta y hongos en el pie en general. Las verrugas plantares suelen ser otros de los grandes problemas relacionados con los hongos que nuestros pies tienen que soportar en esta época. Para hacer frente a estas verrugas, el consejo es el mismo que el anterior, es decir, utilizar calzado lo más cómodo y transpirable que nos sea posible en zonas húmedas.

Las rozaduras en tobillos y talones son otro clásico de los pies en verano. Con el calor, nuestros pies se suelen hinchar, lo que provoca que tengamos heridas y raspaduras si no llevamos un calzado amplio, cómodo y que transpire bien. También puedes probar a aplicarte crema hidratante en las zonas del pie que entran en contacto con el calzado antes y después de ponértelo.

Por último, pero no por ello menos importante, es necesario que, a la hora de echarte crema protectora y bronceador, no te olvides de los pies. Ten en cuenta que son una parte de nuestra anatomía que está cubierta la mayor parte del año y, cuando llega el sol y el calor, es fácil que se queme con facilidad.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>