Menú principal

Tipos de extensiones de cabello

extensiones de cabello

Una melena larga y frondosa se asocia a la feminidad y la belleza. Son muchas las mujeres a las que les encanta este tipo de cabello, pero no es fácil conseguirlo. Para empezar, habrá que esperar varios meses e, incluso, años para que el pelo crezca, sobre todo si la chica lo lleva muy corto. No todo el mundo tiene la suerte de contar con mucho volumen ni con pelo fuerte. Así, la melena de las personas que lo tienen demasiado débil no luce igual de bonita y frondosa. Pero la solución a estos problemas es sencilla. Basta con recurrir a las extensiones de cabello, una fórmula idónea para tener una melena larga y atractiva.

En los últimos años, las extensiones se han vuelto muy populares. Y es que cada vez están más conseguidas. Porque no todas son iguales, en este post vamos a explicarte cuáles son las diferencias entre unas y otras. En primer lugar, podemos diferenciar entre las extensiones de cabello natural y artificial. Como es lógico, las primeras son de una calidad muy superior a las segundas. Su aspecto es más cuidado, pero tienen un precio bastante más elevado.

Sistemas de colocación

También podemos clasificar las extensiones de cabello en función de los sistemas que se utilizan para su colocación. Por un lado, están las de queratina (más información en http://es.wikipedia.org/wiki/Queratina), que es la proteína de la que se componen el pelo y las uñas. La gran ventaja de esta clase de postizos es que quedan muy bien camuflados entre el cabello natural de la persona. Sólo hay que aplicar calor para colocarlos y quitarlos también es muy sencillo. Basta con echar un disolvente y las uniones se desharán.

Por otro lado, están las extensiones adhesivas, que destacan porque apenas son perceptibles. Deben situarse entre dos mechones de cabello (uno por debajo y otro por encima) y, con una ligera presión, la tira adhesiva se pega. Es una forma perfecta de conseguir más volumen y longitud, incluso de cubrir aquellas áreas que cuentan con una escasa densidad de cabello. Es posible lavarse el pelo con toda tranquilidad y, si están hechas de cabello natural, pueden teñirse y peinarse como si de una melena normal se tratara.

Las extensiones de clip también gozan de gran popularidad. Son las más sencillas de poner y quitar, ya que, como su propio nombre indica, sólo hay que ajustar las grapas o pequeñas peinetas que incluyen. La ventaja es que pueden situarse en cualquier zona de la cabeza y no es necesario acudir a la peluquería para ello. Son un recurso ideal para cambiar de look de manera temporal (para una boda, una cena especial…). La tecnología de las extensiones de cabello avanza más cada día y aparecen nuevos y mejorados productos. Sin duda, una gran avance para las personas que sufren problemas capilares.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>